ActualidadAnimales en peligro de extinciónCienciaCulturaMéxicoMundo

Grandes esperanzas para el Lobo Mexicano

Hasta hace unos años el Lobo Mexicano (Canis lupus baileyi) aparecía en la Lista Roja de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) como Especie Extinta en vida Salvaje, hoy aparece con la categoría de LC (least concern), es decir de Menor Preocupación, y todo esto gracias al esfuerzo de un hombre: Roy T. McBride, quien literalmente ha salvado a esta subespecie.

¿Porqué este esfuerzo para salvar al Lobo Mexicano o Canis lupus baileyi, si años antes habían sido cazados sin piedad tanto por particulares como por programas gubernamentales?

Siendo el hábitat del Lobo Mexicano muy extenso que recorría desde el Desierto de Sonora, Chihuahua y Centro de México, hasta el Oeste de Texas, Sur de Nuevo México y Arizona Central, el Lobo no representaba gran peligro para la población ni para el ganado, ya que tenía a su disposición especies silvestres, pero con el avance del hombre hacia sus hábitats, se redujo considerablemente su zona de caza y alimentación, por lo que de noche atacaban ganado. Logrando con esto el repudio de los ganaderos quienes junto con programas del gobierno lograron casi su extinción.

Por lo que en 1977 el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos comisionó a Roy T. McBride, antiguo cazador de Lobos para levantar una encuesta sobre el número de Lobos existentes en vida salvaje, encontrando que quedaban muy pocos ejemplares vivos en libertad, por lo que se le dio la comisión de atrapar a algunos lobos con la finalidad de que se reprodujeran en cautiverio y, así salvar al Lobo Mexicano de la inminente extinción de la faz de la Tierra.

Roy T. McBride inició su labor con 5 lobos que atrapó en territorio mexicano, con tres de ellos dio resultado el programa a los que se les nombró » El linaje McBride» naciendo la primera camada en 1978 en el Museo del Desierto Sonoran-Arizona en Tucson, Arizona, Y para 1995 el «Linaje McBride» ya había aumentado a 100 lobos mexicanos nacidos en cautiverio.

Salvar a una especie no es tarea fácil, intervienen varios factores: Investigación, Educación (hacia las poblaciones en las que se incorporarán a la vida salvaje o silvestre) y otro aspecto muy importante es la variación de ejemplares para la reproducción para que no sean del mismo «linaje», por lo que ocho lobos fueron sacados del Zoológico de la Ciudad de México y nombraron el «Linaje de Aragón». Veintidós lobos se agregaron al programa de cría del grupo privado en los Estados Unidos que se conoció como la «Línea Ghost Ranch».

Se ha liberado al Lobo Mexicano en las Selvas del Suroeste y en la Reserva de la Biósfera de Janos (Chihuahua,Mex), se han puesto en libertad al menos 12 ejemplares, documentando unas 8 camadas con 25 cachorros que han nacido en libertad en un hábitat natural.

Fuentes: Conanp , UICN ,Wolfhaven, Biosfera de Janos, Wikipedia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.