ActualidadCienciaPlantasPoema

La rosa azul significa amor imposible

La rosa azul significa amor imposible

Podríamos decir que la rosa azul es ya una realidad, ésta, empezó a gestarse desde hace 20 años aproximádamente.
Las flores en general son muy bellas, pero la rosa siempre ha sido como la mítica flor que con su belleza enamora, y por la misma razón los enamorados simbolizan su amor con ella, y cada color representa algo, por ejemplo: la roja representa amor, la blanca pureza, la de color rosa significa amistad, y así podríamos seguir hasta llegar a la rosa azul que para algunos significa amor imposible.

Las rosas azules son bellas y enigmáticas, han inspirado a poetas, y hasta se han creado leyendas con ellas.

La rosa azul es un logro de Suntory, empresa japonesa y de Calgene Pacific, empresa australiana, quienes en colaboración trabajaron durante 20 años para lograr el sueño de los botánicos de todo el mundo.

Lleva por nombre «Suntory Blue Rose Appaluse» y aunque la rosa nace con un color violaceo, éste cambiará a los 7 días por un color azul.

La rosa azul se venderá por primera vez en Japón, y cada tallo costará entre 22 y 23 dólares.

Vía: ElSiglodeDurango

La rosa azul significa amor imposible

«LA ROSA AZUL»
¡Que goce triste este de hacer todas las cosas como ella las hacía!
Se me torna celeste la mano, me contagio de otra poesía
Y las rosas de olor, que pongo como ella las ponía, exaltan su color;
y los bellos cojínes, que pongo como ella los ponía, florecen sus jardines;
Y si pongo mi mano -como ella la ponía- en el negro piano,
surge como en un piano muy lejano, mas honda la diaria melodía.

¡Que goce triste este de hacer todas las cosas como ella las hacía!
me inclino a los cristales del balcón, con un gesto de ella
y parece que el pobre corazón no está solo.
Miro al jardín de la tarde, como ella,
y el suspiro y la estrella se funden en romántica armonía.

¡Que goce triste este de hacer todas las cosas como ella las hacía!
Dolorido y con flores, voy, como un héroe de poesía mía.
Por los desiertos corredores que despertaba ella con su blanco paso,
y mis pies son de raso -¡oh! Ausencia hueca y fría!-
y mis pisadas dejan resplandores.

Juan Ramón Jiménez

6 Comments

  • Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.