fruta deshidratada

Deshidratar la fruta es una buena opción para tener en la alacena fruta tanto de temporada como de fuera de temporada, y si lo haces en casa resulta más económico que comprarlas en bolsas en el súper. No todas las frutas son factibles de este proceso.

La frutas que se aconseja deshidratar o secar son: Plátano, manzana, pera, durazno, uvas, kiwi, fresa, naranja, piña, higo y algunas otras más, (también pueden ser algunas verduras) estas frutas pueden tener diferentes usos, como: comerse solos como una golosina, integrarlas al yogur o a algún guiso o ensalada. Su valor nutricional es alto, aportan vitaminas, fibra, pero también azúcares, así que no se debe de exceder su consumo.

También existen los frutos secos que la gran mayoría conocemos y consumimos (nueces, almendras, pistaches, avellanas etc., por lo que no debemos confundirlos con frutas secas o deshidratadas. A diferencia de las frutas secas, los frutos secos adquieren esta condición mediante un proceso natural, tienen menos de un 50 % de agua, son muy energéticos, ricos en grasas, en proteínas, algunos de ellos aportan vitamina B y omega 3.

frutos-secos

Existen varios métodos para desshidratar o secar la fruta:

1.- Al aire libre (este es el proceso de secado más lento) Se corta la fruta en rebanadas muy finas, 1 milímetro de grueso cuidando que no se rompan, se colocan en bandejas o charolas sobre papel aluminio, y esperar por 10 días para que estén completamente deshidratadas. Este método es el más antiguo, menos recomendable y menos higiénico, ya que permanecerán al aire libre (dentro de la casa o fuera de ella).

deshidratar fruta al aire libre

2.- Horno convencional: Método rápido pero de sumo cuidado, hay que revisar constantemente para que no se vayan a quemar. Se procede al cortado de las frutas (las que tengan cáscara habrá que quitársela) de 1 milímetro de grueso. Se extiende la fruta sobre charolas para horno o rejillas. El horno debe de estar a una temperatura muy baja, de ser posible dejar la puerta abierta unos 5 ó 10 centímetros para facilitar la salida del vapor, (esto sólo si no se tienen pequeños en casa, sino, con la puerta cerrada).

DESHIDRATAR_MANZANAS

Vigilar que no se quemen, el tiempo es variable, dependiendo de la fruta puede durar entre 3 y 6 horas en el horno, sacar  y terminar el proceso fuera de él, para que se enfríen.

3.-Horno de Microondas: Este método también requiere paciencia y supervisión constante para que no se quemen. Coloque la fruta ya cortada directamente en el plato giratorio bien lavado y seco, cuida que tengan espacio entre fruta y fruta. Elige la opción “descongelar” durante 30 minutos, y voltea de vez en vez.

Si pasado este tiempo aún no está bien deshidratada la fruta, repite el proceso pero ahora de 5 minutos en 5 minutos para evitar que se queme.

Retíralas del horno, y deja enfriar algunas horas para poder envasarlas en frascos de vidrio limpios y esterilizados que cierren herméticamente.

microondas

4.- deshidratador de frutas y verduras ( son aparatos específicos para tal fin) y la forma más sencilla de realizar el secado de frutas. Existen varios modelos en el mercado, algunos de ellos son:

 Severin 2940 

deshidratador severin

Deshidratador de alimentos Tsm 10 charolas

deshidratador de fruta