ArquitecturaMundo

La torre de Pisa ya no se mueve

La torre de Pisa ha dejado de moverse por primera vez en 800 años, así lo informó ayer el ingeniero y geólogo polaco Michele Jamiolkowski, quien junto con otros ingenieros ha trabajado a lo largo de 10 años para lograr detener la inclinación de la torre y evitar un inminente derrumbamiento, ahora según palabras de Jamiolkowski no se moverá en 300 años.

En el transcurso de su construcción en el Siglo XII empezó a inclinarse no pudiendo hacer nada para evitarlo por lo que al finalizar la construcción quedó ligeramente inclinada, tal y como la conociamos y que por años fue la atracción de propios y turistas.

Pero en 1990 un grupo de ingenieros señaló que si no se hacía nada por enderezar la torre está caería sin remedio, por lo que se llevó a cabo una Convocatoria Internacional para salvar a la obra arquitectónica, la convocatoria tuvo respuestas, algunas un tanto descabelladas como construír una réplica justo a un lado para sostenerla y otra como taladrarle hoyos para que perdiera peso y frenara su inclinación, pero la propuesta ganadora fue la mas sencilla, es decir, estudiar el suelo sobre el que fue constrida encontrando que está sobre suelo arenoso carente de agua subterránea, por lo que la solución fue excavar gradualmente alrededor de la torre para ir balanceando la inclinación, y ahora gracias al equipo del ingeniero Jamiolkowski por fin la torre frenó su inclinación y ha dejado de llamarse el monumento más inclinado de la arquitectura actual. Pero podrá disfrutarse por muchos años más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.