ActualidadCienciaCulturaMundoSalud

Cigarrillo electrónico, realmente daña la salud?

El cigarrillo electrónico también conocido como e-cig, realmente daña la salud de quienes lo usan? según estudios científicos y médicos si, y no sólo de quienes vapean, también de las personas cercanas, sobre todo si lo usan en lugares cerrados y sin ventilación.

El cigarro electrónico o e-cig, se creo en China en 2004 como una alternativa para dejar de fumar cigarros de tabaco, sobre todo por los daños que éste causa a la salud de los fumadores y no fumadores, y por contener sustancias adictivas.

El e-cig o Cigarrillo Electrónico es un dispositivo que podría simular o no, a un cigarro normal, que al paso de los años y con el aumento de su popularidad y uso, se han creado una gran variedad de modelos, funciona con una batería por medio de la cual se calienta un líquido especial que lo convierte en vapor, de ahí el nuevo término «vapear», que es la acción de inhalar.

El Cigarrillo electrónico se creó pensando en evitar los daños causados por el tabaco, la nicotina, sustancias cancerígenas y, para quitar la adicción al cigarro común.

Pero realmente está cumpliendo el objetivo para el que fue creado? , según expertos en la materia, no.

Para realizar el vapeo (inhalación de vapores) el cigarrillo electrónico requiere de un líquido que contiene o no, nicotina, en mayor o menor grado, propilenglicol, glicerina, formaldehído, y otros químicos como nitrosaminas y metales que pueden ser tóxicos y cancerígenos.

Y recientemente la Revista Jamma Internacional Medicine publicó que los productos mentolados como: los sabores de menta, Hierbabuena y Menta poleo, contienen el químico Pulegona que puede causar cáncer hepático, metaplasia pulmonar y otras metaplasias.

La Universidad de Duke en E.U. también advierte que el líquido contiene un químico que puede causar cáncer. La Escuela de Medicina de Nueva York, según estudios realizados en ratones para observar el daño de la nicotina, concluyó que ésta puede causar, además de adición, daño en la vejiga, el corazón y los pulmones.

Todos los estudios concluyen en que vapear no es inocuo y no garantiza que ayude a dejar la adicción al tabaco, reconocen que hacen falta más estudios sobre el tema, y sobre todo, tiempo para medir las consecuencias y daños a la salud.

Vapear o usar los cigarrillos electrónicos no es inocuo, tal vez si menos dañino que los cigarros de tabaco, no quita el hábito de fumar, y si puede causar problemas respiratorios, cáncer y daños irreversibles a la salud.

También existe el problema de la adicción a la nicotina, porque ésta pasa rápidamente al torrente sanguíneo estimulando el sistema nervioso central, elevando los niveles de dopamina, generando placer (como cualquier droga) aumentando la necesidad de su consumo.

Fuente: NIH, JAMA Internal Medicine, y otras fuentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.