Murió Juan Gelman el poeta del Oficio Ardiente

Juan_Gelman_-presidenciagovar-_31JUL07
El 14 de enero de 2014, en la Ciudad de México, murió el poeta del Oficio Ardiente-como él mismo se nombraba-Juan Gelman. Nació en Buenos Aires, Argentina el 3 de mayo de 1930. Su mirada triste tuvo un porqué: Su ideología política, los golpes de Estado y la Dictadura en su país natal, le privaron de su libertad, lo exiliaron y le arrebataron a dos de sus hijos, su nuera y a su nieta, ésta última recuperada hace tan sólo 2 años atrás.

Poeta desde los 8 años, periodista, escritor y traductor. Talento altamente reconocido con premios como: Premio Cervantes (2007), Premio de Literatura Latinoamericana y del caribe Juan Rulfo (2000), Premios Iberoamericanos de Poesía Ramón López Velarde (2003), Pablo Neruda (2005) y Reina Sofía (2005).

Juan Gelman publicó su primer poema a los 11 años en la revista Rojo y Negro, en su juventud, junto con otros jóvenes con ideología comunista, fundó el grupo de poetas El pan duro, publicando en 1956 el primer libro titulado “Libro, violín y otras cuestiones”.

En 1963 y bajo el mandato presidencial del golpista José María Guido, Gelman fue encarcelado por sus ideas comunistas, al salir de la cárcel abandona las filas del partido para solidarizarse con la revolución peronista.

Juan Gelman inicia su actividad periodística en 1965, en 1966 y durante la dictadura militar que sufría Argentina se integra a las FAR, (Fuerzas Armadas Revolucionarias) en la lucha en contra del gobierno dictatorial. Durante su exilio vivió en Roma, Madrid, Managua, París, Nueva York y México, país al que regresaría por voluntad, después del indulto presidencial de Carlos Menen.

Juan Gelman deja una amplia producción literaria, entre la que destaca, y sólo por mencionar algunos títulos:

Violín y otras cuestiones (1956), El juego en que andamos (1959), Velorio del solo (1961), Gotan (1962), Cólera buey (1964), Fábulas (1971), Hacia el Sur (1982), Carta a mi madre (1989), País que fue será (2004) y el último, El emperrado corazón amora (2011).

Mi Buenos Aires querido

Sentado al borde de una silla desfondada,
mareado, enfermo, casi vivo,
escribo versos previamente llorados
por la ciudad donde nací.
Hay que atraparlos, también aquí
nacieron hijos dulces míos
que entre tanto castigo te endulzan bellamente.
Hay que aprender a resistir.
Ni a irse ni a quedarse,
a resistir,
aunque es seguro
que habrá más penas y olvido.

Gotán (1963)

El mundo de las Letras está triste, pero Juan Gelman no se fue, a los grandes como él la muerte los inmortaliza.

Fotografía: Wikipedia

Sobre la poesía – Frases Célebres

Sobre la poesía - Frases Célebres

“El poeta no señala direcciones: sigue huellas en el río la experiencia. El poema es la brazada en el agua de la vida”.
Cosme Álvarez

Murió el poeta mexicano Alí Chumacero

Murió el poeta mexicano Alí Chumacero

Versos profundos, suaves y tersos, así es la poesía de Alí Chumacero, sin trabajo en la lectura sus poemas corren como agua, a veces lenta, a veces rauda, pero con esa magia que te permite estar en el lugar preciso que marca cada línea.

El pasado 22 de octubre falleció a los 92 años de edad el escritor Alí Chumacero Lora. Nació el 9 de julio de 1918 en Acaponeta, Nayarit, México.

CRONOLOGÍA de la trayectoria del escritor Alí Chumacero:

-Fundador de la revista Tierra Nueva y dirigió la publicación de 1940 a 1942.

-Redactor de la revista El Hijo Pródigo y de México en la cultura (del periódico Novedades).

-Director de la revista Letras de México.

-Miembro de la Academoa Mexicana de la Lengua de 1964 a su fallecimiento.

-Autor, editor, redactor y corrector de la editorial Fondo de Cultura Económica. (Por más de 50 años).
Entre sus obras destacan Páramo de Sueños (1940), Imágenes desterradas (1948) y Palabras en reposo (1956).

Poema de amorosa raíz (voz de Alí Chumacero)

El poeta y editor Alí Chumacero fue galardonado con varios premios a lo lago de su trayectoria:

– Premio Xavier Villaurrutia 1984

– Premio Internacional Alfonso Reyes 1986.

– Premio Nacional de Lingüística y Literatura 1987.

– Premio Estatal de Literatura Amado Nervo 1993.

– Medalla Belisario Domínguez del Senado de la República 1996.

– Premio Estatal de Literatura Amado Nervo 1993.

– Medalla Belisario Domínguez del Senado de la República 1996.

– Doctor Honoris Causa por la Universidad de Nayarit.

“Pensamiento olvidado” – Poemas

"Pensamiento olvidado"

“Pensamiento olvidado”

Pensar en tu mirada y en mi olvido
dejando el pensamiento dilatado
a través de tus ojos, anegado
de su mismo vivir con tu sentido;
después mirar tu olvido que en mí asoma
como una rosa que al espacio diera
leve prolongación y luego fuera
la propia luz que toca con su aroma,
es entregarme a ti sin más denuedo
que la lucha del cuerpo contra el viento,
y contigo soñando estar tan quedo
como náufrago mar o vano intento:
porque ya que pensarte en mí no puedo,
dejo olvidado en ti mi pensamiento.

Alí Chumacero

El 21 de marzo celebramos a la Primavera y a la Poesía

El 21 de marzo celebramos a la Primavera y a la Poesía

La gran mayoría celebramos la llegada de la Primavera como un evento importante, esto ocurre entre el 20 y 21 de marzo de cada año, y como no, si es el primer verdor después del crudo Invierno cuando empiezan a reverdecer los pastos, las plantas y los árboles para echar sus frutos.

La Primavera tiene una importancia vital en la naturaleza, tanto o más que las otras estaciones del año, porque la prima (primer) vera (verdor) influye en todos los seres vivos y se asocia con la felicidad y la fertilidad, es la época del año en la que recibimos más luz solar y la naturaleza nos ofrece una amplia gama de colores.

El equinoccio de Primavera inicia entre el 20 y el 21 de marzo en el hemisferio norte, y entre el 22 y el 23 de septiembre en el hemisferio sur.

La Primavera ha inspirado a grandes pintores como Giuseppe Arsimboldo y Botticelli, quienes han legado grandes obras a la humanidad.

El 21 de marzo celebramos a la Primavera y a la Poesía

“La Primavera” Giuseppe Arsimboldo

Pero este día en que entra la Primavera también es el Día Mundial de la Poesía propuesto por la UNESCO en 2001, celebrándose en varias partes del mundo como: Berlín, España, México, Bogotá, París, Ámsterdam y la Habana.

Infinidad de poetas de todo el mundo se han inspirado con La Primavera dejando sobre el papel la belleza y el colorido de esta época del año.

“Con Quevedo, en Primavera

Todo ha florecido en
estos campos, manzanos,
azules titubeantes, malezas amarillas,
y entre la hierba verde viven las amapolas.
El cielo inextinguible, el aire nuevo
de cada día, el tácito fulgor,
regalo de una extensa primavera.
Sólo no hay primavera en mi recinto.
Enfermedades, besos desquiciados,
como yedras de iglesia se pegaron
a las ventanas negras de mi vida
y el sólo amor no basta, ni el salvaje
y extenso aroma de la primavera.

Y para ti qué son en este ahora
la luz desenfrenada, el desarrollo
floral de la evidencia, el canto verde
de las verdes hojas, la presencia
del cielo con su copa de frescura?
Primavera exterior, no me atormentes,
desatando en mis brazos vino y nieve,
corola y ramo roto de pesares,
dame por hoy el sueño de las hojas
nocturnas, la noche en que se encuentran
los muertos, los metales, las raíces,
y tantas primaveras extinguidas
que despiertan en cada primavera.

Pablo Neruda

Notas relacionadas con La Primavera en Agridulce

El mundo de la Poesía está de luto /algunos poemas de Mario Benedetti

El mundo de la Poesía está de luto, hoy a la edad de 88 años murió Mario Benedetti en su casa de Montevideo, Uruguay, después de haber estado delicado de salud en los últimos meses. Prolífico escritor y poeta, escribió su primer libro de Poesía en 1945 y perteneció a la Generación del 45, a la que pertenecieron grandes poetas.

Algunos Poemas de Benedetti:

El mundo de la Poesía está de luto /algunos poemas de Mario Benedetti

“Táctica y Estrategia”

Mi táctica es
mirarte
aprender como sos
quererte como sos

mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible

mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos

mi táctica es
ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos
simulacros
para que entre los dos
no haya telón
ni abismos

mi estrategia es
en cambio
más profunda y más
simple

mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
por fin me necesites.

“Utopías”

Cómo voy a creer / dijo el fulano
que el mundo se quedó sin utopías

cómo voy a creer
que la esperanza es un olvido
o que el placer una tristeza

cómo voy a creer / dijo el fulano
que el universo es una ruina
aunque lo sea
o que la muerte es el silencio
aunque lo sea

cómo voy a creer
que el horizonte es la frontera
que el mar es nadie
que la noche es nada

cómo voy a creer / dijo el fulano
que tu cuerpo / mengana
no es algo más de lo que palpo
o que tu amor
ese remoto amor que me destinas
no es el desnudo de tus ojos
la parsimonia de tus manos
cómo voy a creer / mengana austral
que sos tan sólo lo que miro
acaricio o penetro

cómo voy a creer / dijo el fulano
que la utopía ya no existe
si vos / mengana dulce
osada / eterna
si vos / sos mi utopía.

“Hombre preso que mira a su hijo”

Cuando era como vos me enseñaron los viejos
y también las maestras bondadosas y miopes
que libertad o muerte era una redundancia
a quien se le ocurriría en un país
donde los presidentes andaban sin capangas.

Que la patria o la tumba era otro pleonasmo
ya que la patria funcionaba bien
en las canchas y en los pastoreos.

Realmente no sabían un corno
pobrecitos creían que libertad
era tan solo una palabra aguda
que muerte era tan solo grave o llana
y cárceles por suerte una palabra esdrújula.

Olvidaban poner el acento en el hombre.

La culpa no era exáctamente de ellos
sino de otros mas duros y siniestros
y estos si
como nos ensartaron
en la limpia república verbal
como idealizaron
la vidurria de vacas y estancieros
y como nos vendieron un ejército
que tomaba su mate en los cuarteles.

Uno no siempre hace lo que quiere
uno no siempre puede
por eso estoy aqui
mirándote y echándote
de menos.

Por eso es que no puedo despeinarte el jopo
ni ayudarte con la tabla del nueve
ni acribillarte a pelotazos.

Vos ya sabes que tuve que elegir otros juegos
y que los juegue en serio.

Y jugué por ejemplo a los ladrones
y los ladrones eran policías.

Y jugué por ejemplo a la escondida
y si te descubrían te mataban
y jugué a la mancha
y era de sangre.

Botija aunque tengas pocos años
creo que hay que decirte la verdad
para que no la olvides.

Por eso no te oculto que me dieron picana
que casi me revientan los riñones
todas estas llagas hinchazones y heridas
que tus ojos redondos
miran hipnotizados
son durísimos golpes
son botas en la cara
demasiado dolor para que te lo oculte
demasiado suplicio para que se me borre.

Pero también es bueno que conozcas
que tu viejo callo
o puteo como un loco
que es una linda forma de callar.

Que tu viejo olvido todos los números
(por eso no podría ayudarte en las tablas)
y por lo tanto todos los teléfonos.

Y las calles y el color de los ojos
y los cabellos y las cicatrices
y en que esquina
en que bar
que parada
que casa.

Y acordarse de vos
de tu carita
lo ayudaba a callar.

Una cosa es morirse de dolor
y otra cosa es morirse de verguenza.

Por eso ahora
me podes preguntar
y sobre todo
puedo yo responder.

Uno no siempre hace lo que quiere
pero tiene el derecho de no hacer
lo que no quiere.

Llora nomas botija
son macanas
que los hombres no lloran
aquí lloramos todos.

Gritamos berreamos moqueamos chillamos
maldecimos
porque es mejor llorar que traicionar
porque es mejor llorar que traicionarse.

Llora
pero no olvides.

“Aprendizaje”

Aquí y allá aprendemos cautamente
en el río / en la noche / en la fatiga
a vivir glorias o a morir de pena
en el rumbo mejor o a la deriva

no está mal ser humilde por las dudas
y dejar el fulgor para otro día
(en un comienzo el corazón callaba
sólo después supimos que latía)

aprender es un rito una costumbre
no le hace mal a nadie ni se olvida
aprende quien asciende hasta la cresta
pero también quien busca entre las ruinas

aprender es abrirse a los afanes
y ¿por qué no? también a la utopía
la enseñanza es enjambre y sus gaviotas
se posan en el alma sorprendida

sabemos que aprender tiene su riesgo
y puede convertirnos en ceniza
pero no importa / hay que aventurarse
aunque eso no les guste a los de arriba

hay que saber del tiempo / hora por hora
porque vivir no es una lotería
dame esa mano que me enseña siempre
y vayámonos juntos por la vida

Más sobre Benedetti en Agridulce Notas y Poemas

21 de marzo Día Mundial de la Poesía

21 de marzo Día Mundial de la Poesía

A la par de la Primavera; así como surge la belleza multicolor de las flores, surge también la belleza de las palabras formando versos, celebrándose el 21 de marzo el Día Mundial de la Poesía en diferentes partes del mundo, entre ellos: Berlín, España, México, Bogotá, París, Ámsterdam y la Habana.

La celebración fue propuesta por la UNESCO en el año 2001 con la finalidad de consagrar la palabra y fortalecer la cultura como un legado para el mundo.

«Es evidente que una acción mundial a favor de la poesía daría un reconocimiento y un impulso nuevo a los movimientos poéticos nacionales, regionales, e internacionales. Esta acción debería tener como objetivo principal sostener la diversidad de los idiomas a través de la expresión poética y dar a los que están amenazados la posibilidad de expresarse en sus comunidades respectivas.» UNESCO

“Yo persigo una forma” Poemas

Yo persigo una forma poemas

“Yo persigo una forma”

Yo persigo una forma que no encuentra mi estilo,
botón de pensamiento que busca ser la rosa;
se anuncia con un beso que en mis labios se posa
al abrazo imposible de la Venus de Milo.

Adornan verdes palmas el blanco peristilo;
los astros me han predicho la visión de la Diosa;
y en mi alma reposa la luz como reposa
el ave de la luna sobre un lago tranquilo.

Y no hallo sino la palabra que huye,
la iniciación melódica que de la flauta fluye
y la barca del sueño que en el espacio boga;

y bajo la ventana de mi Bella-Durmiente,
el sollozo continuo del chorro de la fuente
y el cuello del gran cisne blanco que me interroga.

Rubén Darío

“Pequeño Poema Infinito” Poemas

Pequeño Poema Infinito Poesia

“Pequeño Poema Infinito”

Equivocar el camino
es llegar a la nieve
y llegar a la nieve
es pacer durante veinte siglos las hierbas de los cementerios.

Equivocar el camino
es llegar a la mujer,
la mujer que no teme la luz,
la mujer que no teme a los gallos
y los gallos que no saben cantar sobre la nieve.

Pero si la nieve se equivoca de corazón
puede llegar el viento Austro
y como el aire no hace caso de los gemidos
tendremos que pacer otra vez las hierbas de los cementerios.

Yo vi dos dolorosas espigas de cera
que enterraban un paisaje de volcanes
y vi dos niños locos que empujaban llorando las pupilas de un asesino.

Pero el dos no ha sido nunca un número
porque es una angustia y su sombra,
porque es la guitarra donde el amor se desespera,
porque es la demostración de otro infinito que no es suyo
y es las murallas del muerto
y el castigo de la nueva resurrección sin finales.
Los muertos odian el número dos,
pero el número dos adormece a las mujeres
y como la mujer teme la luz
la luz tiembla delante de los gallos
y los gallos sólo saben votar sobre la nieve
tendremos que pacer sin descanso las hierbas de los cementerios.

Federico García Lorca

“Crepúsculos de la Ciudad” Poesía

Crepúsculos de la Ciudad Poesía

“CREPÚSCULOS DE LA CIUDAD”

II

Mudo, tal un peñasco silencioso
desprendido del cielo, cae, espeso,
el cielo desprendido de su peso,
hundiéndose en sí mismo, piedra y pozo.

Arde el anochecer en su destrozo;
cruzo entre la ceniza y el bostezo
calles en donde lívido, de yeso,
late un sordo vivir vertiginoso;

Lepra de livideces en la piedra
trémula llaga torna a cada muro;
frente a ataúdes donde en rasos medra

la doméstica muerte cotidiana,
surgen, petrificadas en lo oscuro,
putas: pilares de la noche vana.

Octavio Paz

“Piedritas en la ventana” Poesía

Piedritas en la ventana poesía

“Piedritas en la ventana”

De vez en cuando la alegría
tira piedritas contra mi ventana
quiere avisarme que está ahí esperando
pero me siento calmo
casi diría ecuánime
voy a guardar la angustia en un escondite
y luego a tenderme cara al techo
que es una posición gallarda y cómoda
para filtrar noticias y creerlas

quién sabe dónde quedan mis próximas huellas
ni cuándo mi historia va a ser computada
quién sabe qué consejos voy a inventar aún
y qué atajo hallaré para no seguirlos

está bien no jugaré al desahucio
no tatuaré el recuerdo con olvidos
mucho queda por decir y callar
y también quedan uvas para llenar la boca

está bien me doy por persuadido
que la alegría no tire más piedritas
abriré la ventana
abriré la ventana.

Mario Benedetti

“Contigo” Poesía

"Contigo" Poesía

“CONTIGO”

No verte
se me antoja angustioso.

Diluirte en el recuerdo
como una bola de anís
en un vaso de sal.
Perderte.

No verte.
Rozar tu alma en mis sueños
Estirar los dedos y no ver el cielo
Cerrar los puños y amarrar el aire
Abrir los ojos y no ver el mar.

Las noches se desperezan
como anguilas y se estiran
hasta llenarlo todo de algas.
Mi piel se estremece y tiembla
Mis labios te buscan
Mis ojos pierden la libertad

¿Acaso robaste mi calma
con cada trozo de sueño?
Mi alma chapotea en mi angustia
y me salpica el corazón.

Nos respirábamos.
Encerrábamos el tiempo en una botella
y nos reíamos de la soledad.
El cielo era de piel.
Y nuestros cuerpos de agua.

Amor amarillo.
… Y ahora que las palabras no saben decir nada
Tu vacío se expande y me aprieta por dentro
El aire me huye y no puedo respirar…

Te regalo mis manos
para que sujetes mi destino.

Sandra Martínez Guerrero

“¿Quién dejará del verde prado umbroso?” Poesía

¿Quién dejará del verde prado umbroso?

¿Quién dejará, del verde prado umbroso?

¿Quién dejará, del verde prado umbroso,
las frescas yerbas y las frescas fuentes?
¿Quién, de seguir con pasos diligentes
la suelta liebre o jabalí cerdoso?

¿Quién, con el son amigo y sonoroso,
no detendrá las aves inocentes?
¿Quién, en las horas de la siesta, ardientes,
no buscará en las selvas el reposo,

por seguir los incendios, los temores,
los celos, iras, rabias, muertes, penas
del falso amor que tanto aflige al mundo?

Del campo son y han sido mis amores,
rosas son y jazmines mis cadenas,
libre nací, y en libertad me fundo.

Miguel de Cervantes y Saavedra

“A las Evocaciones Clásicas” Poesía

“A la evocaciones clásicas”

A las evocaciones clásicas
despiertan los dioses autóctonos,
los de los altares pretéritos
de Copán, Palenque, Tihuanaco,
por donde quizá pasaran
en lo lejano de tiempos
y epopeyas Pan y Baco.
Y en lo primordial poético
todo lo posible épico,
todo lo mítico posible
de mahabaratas y génesis,
lo fabuloso y lo terrible
que está en lo ilimitado y quieto
del impenetrable secreto.

Rubén Darío

“Conquistas Espirales” Poesía

“CONQUISTAS ESPIRALES”

No hay una guerra,
hay una conquista.
O avanzan las sombras
o avanza la luz.
No es indiferente,
no es azar.
Es una conquista,
sin arrebatos, real.
Una elección simple siempre,
y un resultado creciente
en la mirada y en la piel
que alumbra o empaña
tu cuerpo y alma,
a otros cuerpos y almas
que te alumbran o empañan.

Fabiana Martínez

“Letanía” Poesía

“LETANÍA”

Canciones lejanas
vuelan en el tiempo,
melodías de ayeres olvidados,
arias abatidas que ya no escuchamos
y sin embargo
sentimos temblar en nuestros corazones.

Paso a paso el tiempo
nos aleja, nos obliga a poner rumbo
hacia el horizonte de la vida,
ineludible, impredecible, misterioso,

No evitamos mirar las huellas,
vestigios que vamos dejando,
marcas en el polvo, el edén y el alma,
candiles excitados
cuya llama jamás se debilita.

Seguimos ansiosos
de experiencias nuevas,
avanzando, desfilando distancias,
devorando con los sentidos
cuanto a nuestro paso germina.

Sin embargo cae la tarde,
crepúsculo de un sol herido,
y suaves susurros se deslizan
como palabras muertas,
parásitos que en nuestros cansados oídos
buscan vidas.

Manuel Castañeyra medina

“Deidad” Poesía

“DEIDAD

Como duerme la chispa en el guijarro
y la estatua en el barro,
en ti duerme la divinidad.
Tan sólo en un dolor constante y fuerte
al choque, brota de la piedra inerte
el relámpago de la deidad.

No te quejes, por tanto, del destino,
pues lo que en tu interior hay de divino
sólo surge merced a él.
Soporta, si es posible, sonriendo,
la vida que el artista va esculpiendo,
el duro choque del cincel.

¿Qué importan para ti las horas malas,
si cada hora en tus nacientes alas
pone una pluma bella más?
Ya verás al cóndor en plena altura,
ya verás concluida la escultura,
ya verás, alma, ya verás…

Amado Nervo

“A tu voz” Poesía

“A tu voz”

Erígese tu voz en mis sentidos
tornándose en mi cuerpo sueño helado,
y me miro entre espejos congelado,
y mis labios en sombra doloridos.

Cuando hablo, mi dolor a ti se vierte,
cálida flor de ceniciento aroma,
y tu voz a mis labios ya no asoma
sino en duro temor de viva muerte.

Porque tu sueño en mí su voz levanta,
y enemigo de luz y de sonido
destroza la palabra en mi garganta;

así al fin en tinieblas alojado,
ciego de ti, tal un árbol vencido
flota mi cuerpo entre tu voz ahogado.

Alí Chumacero

“Grietas” Poesía

“GRIETAS”

La verdad es que
grietas
no faltan

así al pasar recuerdo
las que separan a zurdos y diestros
a pequineses y moscovitas
a présbites y miopes

a gendarmes y prostitutas
a optimistas y abstemios
a sacerdotes y aduaneros
a exorcistas y maricones

a baratos e insobornables
a hijos pródigos y detectives
a borges y sábato
a mayúsculas y minúsculas

a pirotécnicos y bomberos
a mujeres y feministas
a aquarianos y taurinos
a profilácticos y revolucionarios

a vírgenes e impotentes
a agnósticos y monaguillos
a inmortales y suicidas
a franceses y no franceses

a corto o a larguísimo plazo
todas son sin embargo
remediables

hay una sola grieta
decididamente profunda
y es la que media entre la maravilla del hombre
y los desmaravilladores

aún es posible saltar de uno a otro borde
pero cuidado
aquí estamos todos
ustedes y nosotros
para ahondarla

señoras y señores
a elegir
a elegir de qué lado
ponen el pie.

Mario Benedetti

“La Poesía Morirá” Poesía

“La Poesía Morirá”

La poesía morirá

si no

se la ofende

hay

que poseerla

y humillarla en público

Después se verá

lo que se hace


Nicanor Parra

« Notas Anteriores